Saltar al contenido

TDN 2015

Ya ha pasado una semana desde nuestro regreso de las TDN 2015.
Debemos confesar que ha sido un año repleto de buenos momentos: partidas inolvidables, grandes sorpresas, la posibilidad de volver a ver muchos amigos y conocer en persona a gente que tan sólo teníamos vista del mundo virtual.
Ha sido sin duda un año para recordar. La organización ha sido impecable, y el buen ambiente que se respiraba en el CEULAJ de lo mejorcito de los últimos años.  Quizás por ello, y al menos eso es lo que se podía ver desde fuera de la misma, la organización parecía este año mucho más relajada contribuyendo a un mejor ambiente.

TDN 2015
Por supuesto no todo ha sido perfecto. Como en todo gran evento ha habido pequeños problemas. Lo que sí podemos afirmar, pero, es que la mayoría de estos errores parecían estar ocasionados, no por la organización, si no por el propio CEULAJ. Es realmente una pena que unas jornadas que mejoran año tras año se hayan visto afectadas por unas instalaciones que han parecido empeorar con el transcurso del tiempo.
A pesar de ello el sabor de las jornadas ha sido bueno y nos ha dejado con ganas de repetir el año que viene. Es por ello que con estas palabras nos gustaría agradecer a la organización el trabajo realizado y el esfuerzo que dedican año tras año a que gente como nosotros pueda disfrutar de la afición.


Pasando al tema central de esta página, Reflejo estuvo presente un año más en las TDN. En esta ocasión lo hizo en formato de partida de mesa con “El baile de final de curso”. Una partida en la que los jugadores tomaban el papel de jóvenes humanos normales y corrientes que se veían envueltos en una trama de terror por culpa de los Sinreflejo.
Debemos agradecer la interpretación de todos y cada uno de los jugadores de la partida por meterse en el papel e interpretar a sus personajes hasta las últimas consecuencias. Fue realmente divertido ver como intentaban reaccionar lógicamente a distintas situaciones abandonando el papel de héroes de otras muchas partidas.
Como punto negativo, la partida quedó un poco corta y los jugadores comentaron que les gustaría haber desarrollado un poco más la escena introductoria del baile.
De los errores se aprende e intentaremos tenerlo en cuenta para futuras ediciones de la partida.
Para finalizar tan sólo comentar que las TDN 2015 han sido y siempre serán una manera de fomentar la afición y dar a conocer el trabajo de muchos autores. Por ello queremos animar a la organización a que sigan desempeñando su duro trabajo y nos ofrezcan el año que viene la posibilidad de repetir una vez más en una de las jornadas más grandes que conoce nuestro país.

Comparte esta publicación
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario